• foto1

  • foto2

  • longevity

  • foto4

Cabezas de Maniqui

Con la llegada del mes de septiembre las academias privadas de peluquería y centros públicos oficiales comienzan sus cursos para todas aquellas personas que quieren aprender la profesión de peluquería. Esto supone para los/as alumnos/as desembolsar una cantidad importante de dinero puesto que es imprescindible comprar el material necesario para poner en práctica el conocimiento adquirido durante las clases teóricas. Para comenzar estos cursos de peluquería es indispensable que el/la alumno/a compre una cabeza de maniquí para practicar con ella. cabeza de maniqui

Tipos de cabezas de maniquí

En el mercado profesional de los productos de peluquería y estética existen distintas cabezas de maniquí, entre las que encontramos de 2 clases de cabello diferente: cabello natural y cabello sintético. Incluso es posible encontrar cabezas de maniquí mezcladas con cabello natural y sintético, si bien esta última opción no es la más habitual. También existen en el mercado cabezas de maniquí de hombre para practicar con el pelo del bigote y de la barba. Siempre es preferible practicar con una cabeza de maniquí de pelo natural porque al fin y al cabo es con el tipo de pelo con el que el/la alumno/a trabajará en el futuro. Ahora bien, hay que tener muy presente que no es lo mismo el cabello de una persona que el de una cabeza de maniquí por muy natural que sea ese pelo, ya que éste último no recibe los nutrientes del cuerpo. Otra de las características que podemos encontrar en las cabezas de maniquí es que poseen longitudes diferentes. Estas longitudes oscilan entre los 20 a 30 cm (cabello corto), 35 a 40  cm (cabello mediano), 45 a 50 cm (cabello largo), 55 a 65 cm (cabello muy largo). Siempre es aconsejable realizar prácticas con una cabeza de maniquí de cabello mediano, largo o muy largo. De esta manera, sería posible realizar peinados y recogidos que quizá con una cabeza de maniquí de melena corta no alcanzaría. cabeza maniqui   Respecto a cómo cuidar la cabeza de maniquí, a continuación, os daremos  una serie de consejos a tener en cuenta:
  • No abusar en el uso de productos de fijación (geles, lacas, etc)
  • No abusar en el uso de aparatos de calor (planchas, tenacillas)
  • Lavar solamente cuando sea necesario.
  • Aplicar algún producto acondicionador de medios a puntas para evitar los enredos.
  • Cepillar continuamente para tener el cabello desenredado.
  En el mercado existen cabezas de maniquí de precios muy variados. Lo más aconsejable es que te dejes aconsejar el profesional que entienda antes de hacerte con una de estas cabezas de maniquí.

Etiquetas:, , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.