• foto1

  • foto2

  • longevity

  • foto4

Mascarillas capilares

Las mascarillas capilares son el producto de tratamiento más utilizado para el cuidado y la reparación del cabello. En esta época, las mascarillas capilares se convierten en un producto indispensable para proteger nuestro cabello de los factores ambientales propios del verano como para reparar el daño que causan en la mayoría de cabellos, especialmente aquellos en los que se ha realizado un proceso químico como tinte, permanente, desrizante, etc.

 mascarilla capilar

Existen multitud de mascarillas para diferentes tipos de cabello, con distintos principios activos, por lo que no es difícil encontrar aquella que se adecue a nuestro tipo de cabello, aunque sin duda, nuestro peluquero o peluquera, por su experiencia, será quien mejor nos aconseje cual utilizar y porqué.

Cómo elegir una mascarilla capilar

Para elegir correctamente la mascarilla que vamos a utilizar hay que tener en cuenta que la función de esta es reparar y acondicionar el cabello, y que, por lo tanto, cuanto más reparadora sea también nos dejará el cabello más suave y sedoso. Esto es muy importante recordarlo ya que si nos gusta que el cabello nos quede suave y dócil debemos usar mascarillas muy reparadoras, pero por el contrario, si nuestro cabello es fino o nos preferimos que permanezca con más volumen debemos utilizar una mascarilla menos reparadora.

También hay que recordar que las mascarillas suelen actuar por un proceso de osmosis, y por lo tanto cuanto mayor sea el tiempo de exposición mayor será el efecto obtenido. Así mismo, como la mayoría de productos de peluquería, si le aplicamos calor durante el tiempo de exposición, aumentamos su efectividad; y por lo tanto, podemos reducir el tiempo de exposición, que muchas veces es el mayor inconveniente en su utilización.

Macarillas de uso profesional

Un truco muy utilizado a nivel profesional es utilizar mascarillas profesionales muy reparadoras con el fin de nutrir mucho el cabello dañado y así repararlo más rápidamente. El inconveniente es que este exceso de nutrición se convierte también en un exceso de suavidad, que en casos de cabellos finos o de ciertos peinados, pueden suponer un grave problema. Pues bien, la solución es tan sencilla como lógica: volver a lavar el cabello; aunque eso sí, de un modo muy ligero y superficial, simplemente por quitar el exceso de suavidad y así obtener la textura deseada.

mascarillas capilares

Últimamente, han aparecido multitud de productos profesionales de peluquería que tienen funciones similares a las mascarillas y que además no necesitan aclarado. Pero aunque tienen importantes ventajas frente a ellas, no llegan quitarle ese lugar destacado que estas poseen en el mundo del cuidado capilar.

Etiquetas:, , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.