• foto1

  • foto2

  • longevity

  • foto4

Secadores Profesionales

Empieza a llegar el frío y con él vuelve un hábito indispensable para evitar resfriados: secarnos el pelo después del baño o la ducha.

Esta tarea se convierte en tediosa cuando no disponemos de un buen utillaje (principalmente secador y cepillos para el pelo), nos falta la técnica necesaria para realizar un secado dándole al cabello la forma deseada (brushing) o no utilizamos los productos adecuados para nuestro tipo de cabello.

secadores profesionales

Características a tener en cuenta en secadores de pelo

Hoy en día podemos encontrar multitud de secadores con tamaños, formas, pesos, potencias y precios muy dispares.

  • En cuanto a peso y tamaño, no cabe duda que cuanto más ligero y más pequeño mejor ya que resulta más cómodo y a nivel profesional, tras un largo día de trabajo, 50 gramos de diferencia pueden ser un factor muy importante.
  • En cuanto a potencia, solemos creer que cuantos más vatios (w.) mejor; pero no siempre es así. Los vatios nos indican el consumo eléctrico del aparato y en lo que deberíamos fijarnos realmente es en la temperatura, caudal y presión del aire; y adecuar todo ello a nuestro tipo de cabello y nuestro nivel técnico con el cepillo. Otra característica muchas veces menospreciada es el hecho de que el caudal de aire sea ionizado, es decir que contenga iones negativos. Esto proporciona una serie de beneficios como un secado más rápido, mayor hidratación del cabello, menos encrespamiento y más brillo.
  • Respecto al precio, éste suele venir marcado por la calidad del aparato, es decir por la calidad de los materiales con los que está fabricado y que será lo que nos determine la vida útil del secador, que no se estropeen los interruptores, que no se corte el cable de conexión y que el motor tenga más o menos horas de vida.
   

No hay que olvidar que secadores de pelo podemos encontrar dos tipos: los secadores profesionales y los de uso doméstico. La diferencia es muy importante en cuanto a resultados ya que además de estar diseñados para usos diferentes, por ley, les diferencia una característica técnica muy importante: el secador de uso domestico debe de llevar un termostato de seguridad que haga que el aparato se apague cuando se recalienta.

Esto, a nivel profesional es impensable, ya que en cualquier salón de peluquería el secador de pelo está muchas horas en funcionamiento y no nos podemos permitir que se nos pare cada cierto tiempo. Además, esta diferencia en cuanto a modo y tiempo de uso también obliga a que los secadores de uso profesional estén diseñados para resistir mejor el uso intensivo y por lo tanto el desgaste, teniendo principalmente motores muchísimo más resistentes que los de uso doméstico.

Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.